Nuestra decisión luego de escuchar a DIOS

26.02.2024

"A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas..." (Deuteronomio 30.19).

  Escuchar la Voz del SEÑOR en todo tiempo, es maravilloso; pero, aún allí, aparece en escena nuestra decisión. Y podemos decidir aceptar la Palabra del SEÑOR o rechazarla, porque creemos que de otra manera sería mejor. Sin embargo, esta segunda decisión es la peor decisión que podemos tomar. También es necesario decir, que cualquiera de las dos decisiones que tomemos, tendrán sus consecuencias, ya sean para bendición o para maldición (Deuteronomio 30.15-18).

  Como creyentes en JESÚS, queremos andar en los caminos del SEÑOR, y para eso necesitamos prestarle toda la atención a lo que DIOS dice en Su Palabra; y éstas, son dos cosas, que no se pueden separar de ninguna manera.

  Si dejamos o permitimos que la Voz de DIOS nos entre por un oído y nos salga por el otro, estaremos en problemas cuando se presente cualquier situación (Deuteronomio 30.17-18). Nuestra fe en el SEÑOR será débil e inútil, pues no tendrá el fundamento sólido que se necesita para enfrentar cualquier circunstancia.

  El SEÑOR siempre nos está hablando, y necesitamos tomar decisiones firmes y consecuentes con lo que DIOS nos está hablando, por la simple razón de que somos hijos/as de DIOS que anhelan andar en Sus Caminos.

alametaconcristo.com