Los estados del corazón

05.10.2023

"Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar" (Marcos 4.3).

  En tiempos antiguos, la siembra se realizaba al voleo; es decir, mientras el sembrador iba caminando por el campo, tiraba las semillas por el aire, para que queden esparcidas por el terreno de cultivo.

  JESÚS habló de un sembrador que salió a sembrar de esta manera (Marcos 4.1-9); sin embargo, esa enseñanza tenía una explicación y aplicación espiritual (Marcos 4.10-20). Y el SEÑOR mismo, se encarga de explicarles a Sus discípulos, el significado de esa parábola (enseñanza de algo terrenal con significado espiritual).

  • La semilla, representa la Palabra de DIOS (Lucas 8.11);
  • El sembrador, es aquel que predica o enseña el Evangelio (Marcos 4.14), y;
  • Los terrenos, son las distintas condiciones o estados del corazón humano (duro, poco profundo o superficial, entre espinos y fructífero) (Marcos 4.15-20).

  1. El corazón duro (junto al camino), resiste a la Palabra del SEÑOR y no cree (Marcos 4.15).
  2. El corazón superficial (en pedregales o piedras), no tiene profundidad espiritual alguna (Marcos 4.16-17).
  3. El corazón entre espinos, permite que los afanes e intereses del mundo, estorben la obra poderosa de la Palabra de DIOS (Marcos 4.18-19), y;
  4. El corazón fructífero, está plenamente preparado para oír, recibir y aplicar la Palabra del SEÑOR a su vida. Ese corazón da una abundante cosecha espiritual para el SEÑOR (Marcos 4.20).

  ¿Qué clase de corazón tenemos nosotros para la Palabra de DIOS?

(Podés leer la parábola y su explicación en varios evangelios: Mateo 13.1-9, 18-23; Marcos 4.1-20 y Lucas 8.4-15).

alametaconcristo.com